Ciberataque al Invima afecta al comercio exterior

Escrito por el 18 febrero, 2022

Se presenta represamiento de mercancías ya que la entidad tuvo que apagar su sistema y adelanta inspecciones en forma manual.

Retrasos en importaciones y exportaciones de productos como alimentos  y otros se presentan desde hace varios días ya que el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) tuvo que implementar procesos de inspección manual de las mercancías tras sufrir un ciberataque.

De acuerdo con la entidad, el pasado 6 de febrero se presentó un ataque a sus servicios informáticos por lo que tuvieron que apagarlos, mientras se realiza su recuperación en la que se trabaja con las autoridades competentes

Ante esta situación se puso en marcha un plan en busca de agilizar las revisiones en los puertos y aeropuertos del país en el que trabaja el personal de la entidad.

No obstante, el trámite de revisión que normalmente toma cerca de cuatro horas ahora tarda entre uno y dos días.

“Con el fin de minimizar las afectaciones en las actividades de exportación e importación en el país, se ha volcado el talento humano, para que las revisiones en los puertos, aeropuertos y pasos fronterizos se hagan de manera manual y documental, teniendo en cuenta que el propósito indeclinable del instituto es velar y proteger la salud pública de Colombia”, señaló la entidad.

Aclaró que no se han presentado fallas en su infraestructura de servicios, y que “fue víctima de un ciberataque, un acto delincuencial y sin precedentes, que afectó la capacidad operativa en los servicios prestados”.

Sobre este caso, el presidente de FenalcoJaime Alberto Cabal, pidió al Gobierno “intervenir urgentemente en el proceso de nacionalización de los cargamentos de alimentos  que están represados en los puertos del país”.

El vocero de los comerciantes solicitó que mientras se solucionaba el inconveniente se permitiera la gestión manual de los trámites como el pago de los servicios de inspecciones sanitarias en puertos, aeropuertos y pasos de fronteras, para agilizar los comprobantes y demás documentos, que amparan la mercancía, para que procedan las inspecciones físicas y descongestionar los puertos; sin embargo, el Invima afirmó que esto ya se está realizando como parte del plan.

“Es muy importante acelerar la solución a este delicado problema, porque puede generar una escalada de precios y agravar la situación inflacionaria que vive el país”, afirmó Cabal Sanclemente.

El director de la Asociación de Puertos del Atlántico, Lucas Ariza, explicó que, al igual que en las otras zonas portuarias del país, en Barranquilla también “hay cargas represadas por la lentitud del proceso manual que debe realizar el Invima”.

La entidad aún no tiene el dato definitivo de cuándo se podrá solucionar esta situación.

El empresario y experto en comercio exterior, Carlos González, explica que la labor de Invima ha sido muy importante y efectiva para el sector, y que con el plan de contingencia hacen muchas operaciones de manera manual.

 «Independientemente de esto, se han recibido quejas de importadores que tienen sus cargas en las terminales portuarias y estos contenedores, ya sea de 20 o de 40 pies, pagan por mora en devolución a la naviera entre 150 y 250 dólares cada día», señala.

Explica que van a tener, definitivamente, unos sobrecostos. A esto se le suma lo que le cobra la sociedad portuaria por los costos de bodegaje.

«Se viene afectando al importador y exportador y, por ende, al usuario final porque no le están llegando los productos en los tiempos que se tiene previsto y los costos van a ser, en un momento dado, transferidos a los colombianos», detalla.

Ante esta situación se puso en marcha un plan en busca de agilizar las revisiones en los puertos y aeropuertos del país en el que trabaja el personal de la entidad.

No obstante, el trámite de revisión que normalmente toma cerca de cuatro horas ahora tarda entre uno y dos días.

“Con el fin de minimizar las afectaciones en las actividades de exportación e importación en el país, se ha volcado el talento humano, para que las revisiones en los puertos, aeropuertos y pasos fronterizos se hagan de manera manual y documental, teniendo en cuenta que el propósito indeclinable del instituto es velar y proteger la salud pública de Colombia”, señaló la entidad.

Aclaró que no se han presentado fallas en su infraestructura de servicios, y que “fue víctima de un ciberataque, un acto delincuencial y sin precedentes, que afectó la capacidad operativa en los servicios prestados”.

Sobre este caso, el presidente de FenalcoJaime Alberto Cabal, pidió al Gobierno “intervenir urgentemente en el proceso de nacionalización de los cargamentos de alimentos  que están represados en los puertos del país”.

El vocero de los comerciantes solicitó que mientras se solucionaba el inconveniente se permitiera la gestión manual de los trámites como el pago de los servicios de inspecciones sanitarias en puertos, aeropuertos y pasos de fronteras, para agilizar los comprobantes y demás documentos, que amparan la mercancía, para que procedan las inspecciones físicas y descongestionar los puertos; sin embargo, el Invima afirmó que esto ya se está realizando como parte del plan.

“Es muy importante acelerar la solución a este delicado problema, porque puede generar una escalada de precios y agravar la situación inflacionaria que vive el país”, afirmó Cabal Sanclemente.

El director de la Asociación de Puertos del Atlántico, Lucas Ariza, explicó que, al igual que en las otras zonas portuarias del país, en Barranquilla también “hay cargas represadas por la lentitud del proceso manual que debe realizar el Invima”.

La entidad aún no tiene el dato definitivo de cuándo se podrá solucionar esta situación.

El empresario y experto en comercio exterior, Carlos González, explica que la labor de Invima ha sido muy importante y efectiva para el sector, y que con el plan de contingencia hacen muchas operaciones de manera manual.

 «Independientemente de esto, se han recibido quejas de importadores que tienen sus cargas en las terminales portuarias y estos contenedores, ya sea de 20 o de 40 pies, pagan por mora en devolución a la naviera entre 150 y 250 dólares cada día», señala.

Explica que van a tener, definitivamente, unos sobrecostos. A esto se le suma lo que le cobra la sociedad portuaria por los costos de bodegaje.

«Se viene afectando al importador y exportador y, por ende, al usuario final porque no le están llegando los productos en los tiempos que se tiene previsto y los costos van a ser, en un momento dado, transferidos a los colombianos», detalla.

Continuar leyendo:


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



On Line

Cheverísima Stéreo

Canción actual

Título

Artista

Background
Abrir chat
1
Contáctanos
Cheverísima Stéreo
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?

Cheverisima Stereo 93.0 Siempre contigo, siempre.